Hoy celebramos la memoria litúrgica de Madre Carmen Rendiles, Tercera Beata venezolana, con un profundo amor a la Eucaristía, la oración y el servicio.

Su nombre de pila era Carmen Elena Rendiles Martínez. Nació en Caracas el 11 de agosto de 1903 con una discapacidad física; le faltaba el brazo izquierdo, sin embargo creció con entereza y ánimo ante las dificultades, resaltaba por su fortaleza. Fue la tercera de nueve hermanos, fruto de la unión entre Ramiro Antonio Rendiles y Ana Antonia Martínez.

Criada en el seno de una familia creyente, donde le inculcaron los valores cristianos, manifestaba a sus quince años el anhelo de dedicar su vida a Dios, empezando a fungir como catequista dentro de la Iglesia. Mas no fue sino hasta que cumplió los 24 años luego de un recorrido por varios conventos, cuando llega a puertas de la Congregación de Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento en Caracas.

Inició el noviciado el 8 de septiembre de ese año, para luego en 1932 emitir los votos perpetuos, donde se hizo religiosa. En los años posteriores llevó con alegría su vocación, asistiendo a los más necesitados, se desempeñó como maestra de novicias durante varios años, hasta que fue nombrada a sus 44 años Superiora de la Casa Madre en Venezuela.

Durante su administración la congregación logró expandirse por varios estados del país. Alcanzaron labores educativas, fundando los colegios de Betania, Santa Ana, Belén y Nuestra Señora del Rosario. Luego del Concilio Vaticano II, el gobierno general de la Congregación en Francia decide establecerse como instituto secular, adoptando el cambio del carisma inicial, lo cual impulsó a la Madre Carmen a encabezar una nueva congregación en Venezuela, con el nombre de Siervas de Jesús.

El proceso de separación se consigue gracias al apoyo del Episcopado venezolano, y todas las hermanas de ambos países, el cual finaliza en 1965. Desde 1969 hasta su muerte desarrolló la labor de Superiora General, muriendo el 9 de mayo de 1977, luego de cumplir 50 años de vida religiosa.

El 05 jde julio de 2013, fue declarada por el Papa Francisco, Venerable de la Iglesia. Madre Carmen fue elevada a los altares como tercera Beata de Venezuela el 16 de junio de 2018, en una ceremonia celebrada en el Estadio Universitario de Caracas, siendo la primera oriunda de la capital venezolana. 

Pastoral Juvenil de Venezuela
09 de mayo de 2020