Pastoral Juvenil de Venezuela

Como Pastoral Juvenil somos ejemplo para los creyentes, en el modo de hablar, en el comportamiento, en el amor, en la fe, en la honestidad.

“La Pastoral Juvenil es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que, transformados en hombres nuevos, e integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonistas de la construcción de la Civilización del Amor”.
(Civilización del Amor: Tarea y Esperanza, CELAM, Bogotá 2005).

“La Pastoral Juvenil es la expresión concreta de la misión pastoral de la comunidad eclesial en relación a la evangelización de los jóvenes, que será también buena noticia para la Iglesia y propuesta de transformación para las personas y para la sociedad”.
(Civilización del Amor: Tarea y Esperanza, CELAM, Bogotá 2005).

image

Departamento de Adolescencia y Juventud

Constituye una instancia de animación, coordinación y acompañamiento del proyecto orgánico de la PJ, según los lineamientos de la Conferencia Episcopal Venezolana y en comunión con la propuesta latinoamericana de Pastoral Juvenil. Es la instancia ejecutiva de la Comisión Episcopal de Adolescencia y Juventud.

Misión

Operativizar los acuerdos y decisiones de las instancias nacionales de Pastoral Juvenil en sintonía con los lineamientos de la Iglesia Venezolana, Latinoamericana y Universal; además, de ser una instancia de animación, comunión, coordinación, articulación y acompañamiento de las acciones de la Iglesia en medio de la juventud.

Visión

Ser la instancia de comunión, coordinación, articulación, animación y acompañamiento de la acción de la Iglesia en Venezuela, que responde a los desafíos de la realidad juvenil de nuestro país.

Principios del Departamento de Adolescencia y Juventud

El Departamento de Adolescencia y Juventud es, ante todo, una instancia eclesial; por lo tanto, sus principios se inspiran en el Evangelio y en la Doctrina de la Iglesia Católica, en particular los principios y orientaciones del Concilio Plenario de Venezuela (CPV).

La Comunión:

El trabajo en equipo y la unidad en la diversidad son fundamentales para cumplir nuestros objetivos.

La Participación:

Nos permite valorar y articular las diversas iniciativas pastorales desde el liderazgo y la corresponsabilidad.

La Animación:

Impulsada desde una espiritualidad que se renueva en lo cotidiano y se expresa en la realización personal y comunitaria.

El Acompañamiento:

Así como Jesucristo se dejó guiar por el Padre y caminó con sus discípulos, asumimos esta doble dimensión del acompañamiento con todas las instancias de comunión y participación de la Iglesia.

image