Del 26 de julio al 31 de julio de hace 4 años, el Papa Francisco llegaba a Cracovia para celebrar la 31° Jornada Mundial de la Juventud y alentaba a los jóvenes de todo el mundo a enseñar a los adultos “a convivir en la diversidad”
La XXXI edición de la Jornada Mundial de la Juventud de la Iglesia católica se realizó en Cracovia entre el 26 y el 31 de julio de 2016. Fue la segunda JMJ que acoge Polonia tras la realizada en el año 1991 en Częstochowa, con el papa San Juan Pablo II.​ La portavoz de la Jornada, Anna Chmura, dijo que esa celebración final contó con la presencia de «entre 2,5 y 3 millones de personas».
Como es habitual, la sede en Cracovia la anunció el papa Francisco al finalizar el acto de la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro el 28 de julio de 2013. Posteriormente se anunció la fecha definitiva de su realización.
El 27 julio de 2016, el Papa Francisco emprendía su 15° Viaje Apostólico, para participar en la 31°Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia. A dos años de distancia, compartimos las imágenes exclusivas del Centro Televisivo Vaticano para revivir los momentos más intensos de este encuentro del Papa Francisco con miles de jóvenes de todo el mundo, en pleno Jubileo de la Misericordia.

Legado de San Juan Pablo II
Karol Wojtyła (papa san Juan Pablo II) nació en la localidad polaca de Wadowice el 18 de mayo de 1920, pero identificó a Cracovia como su tierra natal: ”Aquí, en esta tierra nací. Aquí, en Cracovia, pasé gran parte de mi vida (…) Aquí también sentí la vocación al sacerdocio (…) Aquí, en la Catedral de Wawel, fui consagrado obispo”.

La Jornada Mundial de la Juventud se inició como una invitación del papa san Juan Pablo II a los jóvenes a reunirse en Roma para el Domingo de Ramos de 1984. Más de 300 000 personas asistieron a esa celebración. En 1985 coincidió con el Año Internacional de la Juventud de las Naciones Unidas. El 20 de diciembre de ese mismo año, el papa anunció la primera JMJ de 1986. La Jornada Mundial de la Juventud 2016, en Cracovia, fue la trigésima desde la primera celebrada.6​

Oración y homenaje a Nuestra Señora de Czestochowa
Durante el encuentro, el Papa Francisco visitó el santuario mariano de Czestochowa. Allí, reza ante la imagen de la Virgen Negra y le regala una rosa de oro, como lo hicieran también sus predecesores el beato Pablo VI, san Juan Pablo II y Benedicto XVI.

La visita a Santa Faustina, apóstol de la misericordia
Francisco visita también el corazón de la devoción a la Divina Misericordia, visitando el Santuario con la conocida imagen milagrosa de Jesús Misericordioso, en Lagiewniki. En el convento de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, visita la capilla donde descansa Santa Faustina Kowalska, apóstol de la Divina Misericordia. Ya dentro del Santuario, Francisco confiesa a 8 jóvenes y seguidamente, se dirige al Santuario de Juan Pablo II para celebrar la misa con los religiosos y sacerdotes polacos. Allí, besa la reliquia de la sangre del Papa Santo, conservada en el centro de un altar del santuario.

La Puerta Santa del Campus misericordiae
Más de un millón de jóvenes corazones esperaron al Papa para la Vigilia de oración en el Campus Misericordiae en la periferia de Cracovia. El papamóvil lo lleva cerca de la Puerta Santa, que Francisco atraviesa de la mano de 6 jóvenes.

El Evangelio, navegador en los caminos de la vida
Al día siguiente, un millón y medio de jóvenes de todo el mundo rezan con el Papa Francisco en la misa conclusiva de la JMJ, en la grande explanada de Wieliczka. Allí, los jóvenes reciben el mandato del Pontífice que los envía como discípulos y testigos de la misericordia de Dios, con el evangelio de Jesús como “navegador” por los caminos de la vida. Después de la comunión el Papa entrega a algunos jóvenes una lámpara, signo de la luz de Cristo. Y anuncia que la próxima etapa de la peregrinación de los jóvenes del mundo, iniciada en el 1985 por San Juan Pablo II será en Panamá, en el 2019.

Pastoral Juvenil de Venezuela
Fuente: Vatican News